Un estudiante pasa muchas horas inactivo. Ya desde niños, estamos 6 horas seguidas de clase sentados atendiendo al profesor y otras tantas con tareas y deberes. Conforme nos hacemos mayores, las horas de clase aumentan y las de estudio también, sobretodo en épocas concretas, como enero y junio donde se acumulan muchos exámenes.

El cuerpo tiene un sistema músculoesquelético específico para moverse y, al no movernos, aparecen problemas. Esto sucede porque dentro de los músculos tenemos unas fibras más pequeñitas que se encargan se mantener la postura y otras más grandes que son las que nos permiten hacer movimientos. Hay músculos que tienen más fibras pequeñitas y se encargan de la postura y músculos que tienen más de las grandes y se encargan de grandes gestos como andar o levantar los brazos.

¿Por qué duelen la espalda y la cabeza al estudiar?

Cuando estudiamos, estamos mucho tiempo en una misma postura. Esto conlleva a que los músculos posturales de la cabeza y cuello se agoten, dejen de trabajar y su trabajo sea compensado por músculos grandes. Este proceso, sumado a la falta de movimiento que tienen estos músculos, hace que se generen contracturas, produciendo dolor local y dolor referido en la cabeza, cuello, espalda y brazos.

TIPS para disminuir el dolor

-Es recomendable tener un lugar de estudio con una mesa y silla a la altura adecuadas. La pantalla del ordenador debe estar a la altura de los ojos. También es bueno un atril que sujete los apuntes, evitando la continua flexión del cuello

-Hacer estiramientos y ejercicio en descansos cortos cada hora. Con apenas dos minutos, se puede movilizar de forma global todo el cuerpo, dándole el descanso postural que necesita y haciendo que la sangre llegue a todas partes, transportando los nutrientes y oxígeno necesarios que los músculos necesitan para hacer su función

Hacer ejercicio diariamente, se recomienda una rutina que trabaje el ejercicio aeróbico (andar rápidamente, correr, nadar, hacer bicicleta..) y control motor (ejercicio terapéutico, pilates terapéutico, yoga terapéutico) para liberar toda la energía acumulada a la vez que fortalecemos los músculos posturales para que soporten mejor las largas horas de estudio.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies