¿Un tatuaje puede generar dolor? Sí, puede generarlo. El tatuaje es una cicatriz y ya hemos nombrado en una entrada anterior la importancia de tratar estas heridas  pasadas de forma correcta. La diferencia es que podemos elegir quién nos realiza el logotipo en la piel. Esto es de vital importancia ya que, si está bien hecho, no nos dará ningún problema; sin embargo, la falta de experiencia del tatuador puede jugarnos lesiones locales o más globales en el futuro.

¿Qué es un tatuaje que no da problemas y que está realizado de forma correcta?

Es aquel que al pellizcarlo y al compararlo con la piel sana de alrededor no hay ninguna diferencia, por lo que no está mandando ninguna señal nociceptiva al sistema nervioso.

¿Qué es un tatuaje patológico?

El que genera una alteración de la sensibilidad de la piel en la zona del tatuaje al compararlo con la piel sin tatuar (molesta más o no tiene sensibilidad en comparación con la piel normal). Suelen ser tatuajes engrosados y que han sido demasiado repasados por el tatuador. En ocasiones puede pasar que  la tinta roja de hace una década puede darnos lugar a intoxicaciones por metales pesados.

¿Cómo se puede tratar?

Sencillo: pellizcando y moviendo el tatuaje hasta recuperar su sensibilidad normal. Es raro que el paciente suela necesitar otro tipo de técnicas fasciales aunque en ocasiones hay que aplicarlas.

¿Cuántos días necesito revisarme el tatuaje?

Lo ideal es que de vez en cuando se revise su sensibilidad ya que, como cualquier cicatriz, puede volver a mandar impulsos nociceptivos.

¿Un tatuaje muy grande tiene más posibilidades de dar problemas?

No tiene por qué, a veces un tatuaje pequeño da problemas y uno muy muy grande (de toda la espalda) no manda ninguna señal nociceptiva.

¿Qué síntomas suele dar un tatuaje?

Normalmente problemas locales (dolor/pérdida de movilidad/pérdida de fuerza muscular) o de las articulaciones cercanas.

Quiero hacerme un tatuaje, ¿dónde puedo ir, dónde es mejor?

De momento no me he tatuado y no me he parado a buscar. Lo que no haría nunca es dejarle mi piel a alguien que esté empezando en el gremio, no tenga experiencia y no respete las normas de higiene. Tendría claro que no hay que escatimar en el precio ya que un tatuaje bien realizado suele ser costoso.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies