Hoy me gustaría hablar sobre un tema del que me extraña que no se hable casi nada en el tratamiento de fisioterapia con osteopatía. Tal vez por ello se dice, erróneamente, que la osteopatía es manipular o hacer crujir huesos. Antes de nada también aclarar que los huesos no se crujen con las manipulaciones. El sonido que se suele escuchar es aire intrarticular que se libera tras haber recuperado la articulación manipulada todo su recorrido de manera rápida, fisiológica y sin dolor.

La osteopatía no es ninguna técnica, sino un concepto. Esto quiere decir que un fisioterapeuta tiene que tener unas herramientas de tratamiento a las que llamamos técnicas y las manipulaciones son una de ellas… tal vez las mas sobrevaloradas, en mi opinión, por el impacto positivo que tiene sobre el paciente escuchar el sonido intraarticular.

Ahora bien, dejando de lado la influencia del efecto placebo sobre el paciente, si el paciente tiene miedo o no le parece agradable escuchar crujidos de su cuerpo, ¿puede tratarse con osteopatía?  Sí.

La frase milenaria de la osteopatía es: “Encuéntralo, trátalo y déjalo libre”. Es decir, encuentra el problema principal tras realizar una gran exploración, tratar el problema con las técnicas más beneficiosas para el paciente hasta que el problema desaparezca y dejar al cuerpo curar y adaptarse tras haberle dado la ayuda que necesitaba. Es decir el fisioterapeuta es el mecánico encargado de encontrar la pieza que pide ayuda en el paciente. 

¿Qué alternativas tenemos a utilizar si la manipulación no es adecuada?  En primer lugar debe ser una prioridad: “encontrarlo”. Es decir, un buen diagnóstico que nos dará una gran eficacia en la técnica. Una técnica con máxima calidad de ejecución no asegura la mejoría del paciente. Extrapolándolo de nuevo a los coches: si un coche tiene cuatro ruedas y una esta pinchada, nos tenemos que asegurar que la rueda que cambiamos no es una que esté en perfectas condiciones.

Una vez encontrado el problema con la filosofía test, re-test, cada profesional tiene un abanico de técnicas que posteriormente adaptará al paciente. Es un error frecuente por parte del paciente querer solo una variedad de técnicas o de exploración clínica para resolver sus molestias; si el paciente cree que el problema está en el liquido de frenos, solicita una ayuda profesional únicamente en el liquido de frenos,  y lo que realmente falla es el motor, debemos advertirle que su problema no va a mejorar porque no está en el liquido de frenos. Tampoco es una opción tratar todas las partes del coche (problemas en el cuerpo tenemos uno o dos, adaptaciones al problema tenemos muchas más.). 

Por otro lado el profesional no debe elegir la técnica que más le gusta aplicar ya que sino el paciente no tendrá beneficio. El cuerpo humano es demasiado complejo y las mismas dolencias en diferentes pacientes necesitan tratamientos completamente distintos.

La manipulación es una técnica maravillosa, a veces incluso algo mágica dada su rapidez y su sonido, si el problema se encuentra donde se manipula. Por otro lado el paciente puede encontrar soluciones en técnicas de calidad similar o mayor. Estas suelen ser muy agradables. La única diferencia es que deben aplicarse durante más tiempo en la sesión.

Entonces vamos a aclarar unas dudas comunes:

¿Un fisioterapeuta que aplique osteopatía puede resolver un problema sin manipular nada?

Sí, es curioso como cuanto más preciso es el diagnóstico, los tratamientos son, aparentemente, más sencillos y las manipulaciones son muy prescindibles.

¿Cuándo está indicado manipular?

  • En pacientes jóvenes que hayan pasado las pruebas pre-manipulativas como el test de Klein y la regla de no dolor antes de manipular.
  • Efecto placebo: el paciente espera en ocasiones “algo” del tratamiento y está demostrado que cuando ese “algo ” se obtiene todo lo que se realice en la sesión tiene efectos mucho mayores.
  • Problema articular que se puede resolver rápidamente: mayor eficacia calidad/tiempo.

¿Cuándo no está indicado manipular?

  • Principalmente en pacientes con miedo. El tratamiento articular, técnicas fasciales, movilizaciones con movimiento, etcétera son las técnicas elegidas. Misma o incluso mayor eficacia que las manipulaciones.
  • Pacientes con patología, mayores o que no hayan pasado los test pre-manipulativos.

Como conclusión remarcar la importancia de buscar el concepto de la osteopatía: donde se encuentra el problema del paciente. Cualquier técnica es eficaz si el diagnostico es de gran calidad y no podemos afirmar que haya una técnica más eficaz que otra. Hay una gran cantidad de sistemas (respiratorio, digestivo, reproductor, inmunitario, linfático, articular, muscular…) y gran cantidad de técnicas para cada uno de ellos. Normalmente la que necesitamos, no es la que esperamos.

Esta web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies